EL MISTERIO DEL REINO TEMPLARIO COMO ESTADO SOBERANO

En 1159 el primer rey de Portugal, Afonso Henriques, coloca un sello misterioso en una carta que le otorgó la Orden del Temple de un tercio de su nuevo territorio, duramente ganada – un movimiento extraordinario para un nuevo monarca. En esta franja de tierra los templarios habrían de erigir el monumentos más famosos  duradero: la madre de todas las iglesias dedicadas a María Magdalena, y una “rotonda” sin puertas; visitantes accedieron al interior del edificio a través de una cámara secreta utilizada para la investidura de nuevos caballeros, el rito secreto de la hermandad interior, la “resurrección de los muertos”.-

a40849_7aeb7bd1423748469da4531c94d32aca.jpeg
SELLO DE CERA 
Sello donde el rey de Portugal adjudica al Temple un tercio del territorio.
Pero ¿por qué leer PORTUG-R-AL?

El sello del rey contiene un anagrama y revela por qué los templarios fueron premiados con este territorio y por qué esperaron pacientemente cuarenta años para recibirlo. Las sociedades secretas aman sus símbolos, ya que, al igual que las parábolas, para el espectador ocasional  transmiten un mensaje, mientras que el iniciado de los misterios sabe que esconden otra.

A primera vista, el sello con sus letras revueltos forman la palabra PORTUGAL. Para el lector esotérico revela algo mucho más profundo, una R añadida, PORTU-GRAL. Pero para un iniciado se lee, en portugués, POR TU O GRAL: “. A través de usted, El Grial”

¿Es posible que los templarios heredaran una tercera parte de Portugal bajo circunstancias inusuales y ahi depositaran su más famoso artefacto?

 

 Para entender cómo hemos llegado a este punto debemos primero volver al momento en que los templarios se convirtieron en una orden oficial. En 1118 se eligió un nuevo rey de Jerusalén, Balduino de Bourcq. Apenas se había acostumbrado a su asiento recién nombrado, cuando recibió la visita de Hugues de Payen y Godofredo de Saint-Omer, como si los dos proto-templarios fueran presentandos con sus credenciales.

Sea cual sea lo que Hugues y Godofredo lanzaron, el nuevo rey se lo compro, y poco después, un pequeño grupo, muy unido de caballeros se trasladó al  Monte del Templo y se los llamo por esto oficialmente, como los Caballeros Templarios.

Este es el registro histórico oficial. Pero la nueva evidencia muestra que, siete años antes, los templarios estaban presente y activos en otra tierra dos mil millas al oeste, y por medio de su intervención, este esfuerzo secreto se convirtió en su mayor logro – la creación de la primera nación-estado independiente de Europa.

Es el final del siglo 11. No hay Francia, ni España, y los estados alemanes estan en gran parte bajo la tutela del Sacro Imperio Romano. Después de cabalgar al oeste para ayudar al rey castellano a recuperar sus tierras de los moros, un caballero llamado Henri de Borgoña hereda el puerto de la ciudad atlántica de Porto Cale y su territorio circundante – el pequeño condado de Portucale – con lo cual Henri cambia su nombre, en portugués , al Conde Don Enrique. Él apenas tuvo tiempo para disfrutar de su nuevo estado cuando se le pidió ayuda y zarpó a Jerusalén, llegando justo después de su conquista por los cruzados. Don Henrique, poco sabe que su decisión de navegar a Palestina marcaría un momento crucial en la historia de su tierra recién adquirida.

 images.jpeg

 

CONDE DON HENRIQUE

Enrique de Borgoña, más tarde conde Don Henrique.

En su segundo viaje a Jerusalén en 1103, Don Henrique coincide su llegada con la de dos proto-templarios: Hugues de Payns y el conde Hugo de Champagne. Originario del mismo Ducado, es probable que tanto Hugues y Don Henrique llegaran a conocerse en los próximos tres años, sobre todo porque los dos hombres compartían la visión de un nuevo reino temporal responsable sólo ante Dios.

Con Don Henrique viajo otro hombre de ascendencia francesa, Pedro Arnaldo da Rocha, nacido en Santarem (en lo que hoy es Portugal), cuya familia, en la Roche, eran partidarios de la floreciente Orden Cisterciense. Con el tiempo, su abad Bernard de Clairvaux se convertiría en principal benefactor de los templarios.

La presencia del joven Pedro Arnaldo en Jerusalén era oportuna, llegando como lo hizo poco después de que el primer rey de Jerusalén, miembro de la Orden secreta de Sion, se instalara en la abadía de la colina con el  mismo nombre. Decir que hizo una impresión favorable es un eufemismo, porque en 1116 Pedro Arnaldo resurge como un miembro de pleno derecho de la Orden, su firma inscrita en un documento original de la Abadía de Notre Dame du Mont de Sion, lo describe en latin como Prior Petrus Arnaldo.

 La abadía había establecido estrechos vínculos con los caballeros y monjes en la cercana iglesia del Santo Sepulcro, proporcionando el acceso directo a dos personas que viven allí – Hugues de Payns y Godofredo de Saint-Omer. Esa relación fue revelado el 19 de julio 1116 cuando un documento firmado por Arnaldo Prior y Hugues de Payns declara “las buenas relaciones entre los dos órdenes.” Con lo cual tendríamos aquí la prueba de que los templarios ya existían como tal, antes de 1116, de aquí que siempre en mis escritos pongo como fecha de fundación de la Orden del Temple 1115 y no el 1118 con oficialmente dicen los escritos existentes.

En la relación entre la Orden del Temple, la Casa de Borgoña, la Ordre du Sion y el incipiente reino portugués, Arnoldo da Rocha resultaría ser el eje central. Él era portugués de nacimiento, su amistad con el Conde Don Enrique le concedió en favor dentro de la corte portuguesa, y por medio de la situación de su familia, las conexiones con los nobles y eclesiásticos en los alrededores de la ciudad portuguesa de Braga, muchos de los cuales eran de herencia borgoñona. Los cronistas portugueses dan a Arnaldo aún más el crédito. Ellos lo citan como uno de los fundadores clave de los Caballeros Templarios en el condado de Portugale, si no es uno de los Templarios originales en Jerusalén.

“Arnaldo da Rocha, que era un caballero templario, fue uno de los nueve primeros creadores de esta ilustre Orden del Templo de Jerusalén “, escribió el historiador Alexandre Ferreira en 1735, citando a una fuente del siglo 17.

 Decir que Arnaldo da Rocha, era uno de los Templarios originales es un tanto provocativo y explosivo, ya que pone sobre el tapete una propuesta inquietante: eran en realidad sólo nueve caballeros templarios originales? O era este número simplemente era un talismán, el tipo de floritura empleado por las sociedades secretas a lo largo de ese período? Nunca sabremos con certeza…  Sin embargo, se afirma categóricamente en el Cister, donde se narra que los Templarios originales consistían en “Hugues y Godofredo y otros nueve caballeros,” elevar el núcleo original de proto-templarios a once, un numero mas acorde a todo circulo hermético y entre muchas de mis investigaciones, ligado directamente ese numero a enseñanzas muy ancestrales.

 En 1114 el conde Don Henrique murió en su patria adoptiva. De vuelta en Jerusalén, la Orden del Temple estaba todavía en su fase embrionaria, pero las fuentes afirman que los templarios por este tiempo ya estaban presentes en Portugale: “Después  D. Alfonso VI  casó a su hija con al conde Don Henrique, y ellos [los templarios] siempre vinieron en su ayuda, y no lo dejan de hacer, ni  incluso después de la muerte de su hijo “. Una fuente alemana independiente también afirma categóricamente que el proto-templarios forjó una relación de trabajo con el Conde Don Enrique: “La adquisición de una propiedad importante, como la del castillo de Soura, que fue dado a ellos [la Orden del Temple ] por el conde Henrique en 1111,  esto demuestra que estos caballeros ya habían prestado algunos servicios, y se estaba convencidos de su gran servicio y utilidad “. Con lo cual, este nuevo dato, podría situar la creación de la Orden del Temple en 1111. Otro numero mas que interesante, intrigante y no casual en el mundo esotérico.

La donación de esos lugares a los proto-templarios (templarios, que aun no habian sido reconocidos oficialmente, como Orden del Temple), estuvieron firmemente en el condado de Portugale por un total de siete años antes de su fecha oficial en el Monte del Templo. Y no era la única propiedad documentada con las que fueron galardonados en ese período. Poco antes de su fallecimiento Don Henrique firmó otro documento proporcionándoles una residencia en la ciudad de Braga, descrita como “al lado de hospital Templario”, lo que sería el hospital para los pobres fundada por la ciudad del arzobispo Payo Mendes “.

 Estos actos de buena voluntad de un arzobispo parecen inusual hasta que uno descubre el  segundo trabajo de Payo Mendes, su secreto, es que el era el Prior de los Caballeros Hospitalarios, la organización “hermana” de los templarios. Pero Payo tuvo un tercer trabajo. Fue mentor del hijo fallecido de Don Henriques Afonso.

Mientras Mendes preparaba a Afonso para su futuro papel como primer rey de los portugueses, los templarios siguieron amasando propiedades en los alrededores de Braga, e inevitablemente la ciudad se convirtió en su cuartel general. Como Maestro Templario afirmó: “De Domo Templi, quest est in Bracharensi Civitate,”,  “la casa del Temple, que se encuentra en la ciudad de Braga”.

 La velocidad a la que recibieron propiedades en suelo portugués, eclipso a lo ​​dado a la Orden en el resto de Europa, y en particular a finales de 1125.

En la última parte de ese año los templarios crecieron notablemente en la activadad del  Monte del Templo, con varios caballeros que volvían a Europa, como se evidencia por la aparición en la abadía cisterciense de Claraval de los caballeros André de Montbard y el hermano Gondemare – siendo el primero el tío de Bernard de Clairvaux, y el segundo un monje cisterciense de la localidad portuguesa de Gondemare, a unas pocas millas al sur de Braga.

 En el día pagano de la crencia Celta,  de Beltane,  2 de mayo de 1125, el Gran Maestro Templario cofirmó un documento en el que él y Arnaldo Prior de la Orden de Sión, una vez más declaran las buenas relaciones entre sus respectivas cofradías, después de lo cual el anterior también se esmuma sospechosamente de Jerusalén.

La escritura de este notable evento, cuenta como el cronista “Lucas de Santa Catarina” afirma que; “el Gran Maestro envió a varios caballeros con facultades para establecer la corona portuguesa”. Cuatro de los Caballeros eran Dom Guilherme, Don Hugo Martiniense, Don Gualdino Paes, y Don Pedro Arnaldo. Ellos tenían el título y el poder de Procuradores o Comendadores del Temple, quienes ejercieron conjuntamente el poder, mientras que la Orden buscó establecerse finalmente en el territorio. No obstante hay crónicas que afirman que un quinto templarios los acompaño con el mismo titulo y rango, en el viaje a Portugal, este monje era Raimund Bernard.

Bernard había estado contemplando la idea de establecer una Nueva Jerusalén, un estado-nación modelo que vendría a representar el epitome de los verdaderos ideales cristianos, porque en 1119 el propio Bernard había enviado una delegación de monjes de Claraval a la provincia portuguesa – dominio de su difunto tío el conde Don Henrique – para fundar un monasterio. Uno de esos ocho monjes era el hermano Roland, uno de los caballeros templarios fundadores.

Teniendo en cuenta estas asociaciones entre los monjes cistercienses y la hermandad templaria, se puede argumentar que tanto los templarios y cistercienses estaban trabajando hacia el mismo fin – por no hablar de la Ordre de Sion, porque no sólo fue su abad ahora también un templario Procurador, sino que los  hermanos Gondomare y Roland, también figuran como miembros de esa misma orden.

Tan pronto como los cinco Templarios Procuradores llegaron a Portugale o Portugal, en 1125, recibieron la primera de muchas donaciones de propiedad: un pequeño pueblo  llamado Fonte Arcada. El documento fue presenciado y firmado, “Yo, Guilherme, Procurador del Temple en este territorio, recibo este documento.” Pero Guilherme Ricard era mucho más que eso, porque su nombre aparece en una segunda subvención –  la mitad de la finca de Villa-nova es donada “a Dios y la hermandad de los Caballeros Templarios” – esta vez en latín como Magister Donus Ricardus. Con esto confirmamos que Guilherme Ricard, fue el primer Maestro de la Orden del Temple en Portugal.

Todos estos eventos precedidos tuvieron la bendición oficial de los Templarios y del Papa en el Concilio de Troya en 1128. Y apenas dos meses después de esto, la independencia de Portugal se aseguró por el príncipe Alfonso Enríquez, hijo del difunto conde Don Henrique. Los Templarios eran fundamentales para este evento, eran la garantia de la independencia y se demuestra en el documento de declaración que lleva el primer logo conocido de los Templarios.

CARTA CON EL LOGO TEMPLARIO DE LA INDEPENDENCIA DE PORTUGAL

 

EL PRIMER REY TEMPLARIO

Al igual que los dos primeros reyes de Jerusalén fueron condecendientes a la Orden de Sión, el príncipe Afonso se decía que era “enormemente fiel a los miembros de la Orden de los Caballeros Templarios.”

Esta relación se hizo demasiado evidente en 1129 cuando el rey emitió la carta para el castillo Soure, – el que su padre había donado a los templarios antes de que estos existieran como Templarios. La redacción de Afonso en la Carta “reconstituido a los Caballeros Templarios”, inequívocamente revela por qué estaba tan “enormemente obligado” a la orden: “Hago esta donación, no por la fuerza o por la persuasión, sino  por el amor de Dios, y por el bien de mi alma, de mis padres, y por el amor cordial que tengo a ti (Orden del Temple), y porque dentro de esta hermandad y en todas tus obras, soy un hermano “.

Los templarios habían colocado uno de los suyos en el trono de Portugal, y más, Afonso fue también el sobrino de su principal benefactor y la brújula espiritual, Bernard de Clairvaux.

Así, los templarios, los cistercienses y la Orden de Sión (PS), aseguraron su territorio BIEN LEJOS DE LA INTERFERENCIA PAPAL.  Esto nos demuestra que entre el Vaticano y los Templarios, nunca existio relacion alguna de obediencia al Papa, sino una convivencia estratégica.

La gran pregunta es, ¿qué fueron a hacer los templarios allí, años antes de que fueran sancionadas oficialmente en Jerusalén, su Orden? Gran parte de la respuesta se hace evidente si se examinan los aspectos espirituales de la hermandad interior que constituye el núcleo de la Orden y la edad en que se manifiesta.

La sociedad del siglo XII se caracterizó por una economía basada en el saqueo por parte de la monarquía, y por una entidad religiosa (vaticano), que actuaba muy lejos de su estricto dogma. El auto-empoderamiento se le negó al pueblo, y peor aún, para conectar espiritualmente con Dios, se requería hacerlo a través de un intermediario, que debía ser  un sacerdote o un obispo. La ruta alternativa a la libre expresión espiritual fue a través de la iniciación en los misterios impartidos por las sectas gnósticas, como los cátaros y los bogomilos, o las enseñanzas de sus predecesores los esenios y los nazarenos, en particular las de su mesías sacerdotal, Juan el Bautista, cuya doctrina de vida, es la resurrección de los Templarios “bajo el honor de iniciación, tras su rito de San Juan”.

Estos rituales y creencias son ecos de antiguas escuelas de misterios egipcias cuyo principio central fue la iluminación de la persona en esta vida a través de una experiencia fuera del cuerpo, una iniciación (y figurada) resurrección, también conocido como el ritual de “elevar el muerto’.

 

Los Iniciados fueron expuestos a un conocimiento que abrió su visión y comprensión del Universo, y cuando su conciencia regresa al cuerpo eran considerados iluminados o ‘resucitados’. Por el contrario, los que cayeron fuera de las enseñanzas, fueron vistos como inconscientes, dormidos o simplemente “muertos”.

En el siglo XII estas ideas habían caído en desgracia con la Iglesia Católica y su monopolio de la resurrección, en particular su cuidado canon que se basaba en una interpretación literal y errónea de esta experiencia seleccionada – un hecho afirmado por el apóstol Felipe, quien sostuvo que  “quien cree en una interpretación literal de la resurrección, está confundiendo una verdad espiritual con un evento real”.  Sobra decir que su evangelio fue suprimido durante dieciséis siglos. Cualquier sectas que practicaban ‘resucitar a los muertos’ o Ritual de Osiris, se ejecuta sistemáticamente bajo tierra o se le da una muerte lenta y horrible. No es casualidad que en el evangelio de Felipe dice claramente que Maria Magdalena era la preferida de Jesus y era su compañera, termino que en esa época significaba estar casados oficialmente. Posiblemente, las bodas de Canaan y el primer m milagro de convertir el agua en vino, fuera las bodas de Jesus y Maria, ya que el encargado de la falta de vino, según la tradición hebrea es el novio, y al faltar el vino, Maria madre y los discípulos que la acompañaban acuden a Jesus para solucionar el problema. Algunos duran que no puede ser, por que si Maria Magdalena era la prostituta, Jesus la conoce tiempo después de estas bodas, el problema es que Maria Magdalena, jamas fue la mira prostituta, sino que una de sus primeras seguidoras y posiblemente una de las personas adineradas que mantenían económicamente el trabajo y el ministerio de Jesus. También. hay otro hecho incontrastablemente en el evangelio, y es el llamado a Jesus por termino RABI o Rabeh, y es sabido que Jesus, fue conocido como tal, pero para ser Rabi, debías si o si estar casado. Es obvio que nadie ofendería las tradiciones y llamarla a Jesus Rabi, si este no lo fuera.

Poco antes de su persecución, los esenios enterraron pergaminos que describen este ritual bajo el Monte del Templo. Alrededor de 1120 los Templarios desenteron el primer conjunto de pergaminos bajo el tunel del Monte del Templo. Godofredo de Saint-Omer, uno de los caballeros originales, los trajo de vuelta a su ciudad homónima para ser descifrado por el erudito Lambert; otros pergaminos fueron entregados a una escuela cabalística en Troyes bajo tutela del propio  Bernard de Clairvaux.

Al igual que los esenios, los Caballeros Templarios también se dividieron en  dos grupos: un grupo externo que se ocupó de los asuntos temporales, y una hermandad interna que siguió una tradición gnóstica e iniciática de la iluminación y cuyo comportamiento y las ideas eran más parecido a un colegio ministerial, se lo conoció con el tiempo con el nombre de Secretum Templi.

Como se ingresaba a la Orden del Temple secreta?.  Pues bien,  el aspirante entraba en un período de espera de un año o mas, y los votos realizados por los reclutas Templarios entrantes (como lo hizo el propio Arnold de Sournia), inequívocamente implicar que la admisión en este exclusivo grupo, trata a cada miembros  una promesa de gran beneficio espiritual:

 

Al terminar el ritual, el aspirante finalizaba su comunión así:

“Yo, con el deseo de llegar a las alegrías del Paraíso, rindo mi cuerpo y mi alma a Dios, mi señor “.

Si bien es cierto que los templarios siguieron un rito de la práctica espiritual basada en las tradiciones gnósticas – y por todos los cielos que lo hizo – habría realizado, al igual que los gnosticos y los egipcios, sus iniciaciones en cámaras subterráneas secretas, al igual que los esenios hicieron bajo el Monte del Templo. Un documento encontrado en la posesión del Maestro Templario Roncelyn de Fos llama “La Regla de los Hermanos Electos”, inequívocamente declara: “Construir en vuestras casas lugares  grandes con entradas ocultas que se puede acceder mediante túneles subterráneos para que los hermanos puedan ir a las reuniones sin el riesgo de meterse en problemas … En las casas de los hermanos no electos, está prohibido realizar ciertas actividades relacionadas con las ciencias filosóficas, o la transmutación de los metales en oro y plata. Esta sólo se efectuarán en lugares secretos y ocultos “.

Todavía existen tales cámaras debajo de edificios templarios originales en Sintra, Portugal, una ciudad donada a Gualdino Paes – uno de los cinco caballeros enviados por Hugues de Payens a “establecer una corona portuguesa” y que más tarde se convirtió en Maestro Templario de Portugal. Las propiedades de los templarios en Sintra, ahora sirven a las empresas privadas como el Hotel Central y el Café de París. En 1970 un hipogeo o cámara ritual con túneles de acceso fue descubierto debajo de la  cafetería, con un paso de conexión que lleva a una forma de Palacio cerca, y el otro cuesta arriba hacia el castillo templario.

Quince minutos a pie de la plaza principal de Sintra se encuentra otra propiedad que hasta la Edad Media fue descrito como el Bosque de los Ángeles. Hoy en día es el sitio de una extensa propiedad poseída por familias masónicas sucesivas que datan de al menos el siglo 18; en 1371 aún estaba en poder de los Caballeros Templarios. Sus jardines sólo puede ser descrito como un paisaje ritual diseñado deliberadamente. Una de sus muchas maravillas es un laberinto de túneles que penetran profundamente en la base de la ladera de la montaña, significaba para los iniciados, sumergirse en el vientre de la Madre Tierra, al igual que las sectas gnósticas han hecho a lo largo de la historia. Si los templarios no solo veneraban a Dios como Padre, sino que también lo hacia a la Madre Tierra o Pacha Mama como se la conoce en el continente Americano aun no descubierto para esa época… o si lo fue por los Templarios?…

INICIACIÓN – La “Rueda” – Iniciación en Sintra.

a40849_3f6d4889515c456ab6b653c0106d0bd0

 

 

Un túnel conduce a un eje hundido cuarenta pies en la tierra. Se describe oficialmente como un depositorio de agua y, sin embargo, nunca lo fue, ni es capaz de retener agua. Se compone de cinco niveles de bloques de piedra caliza irregularmente apilados y en bruto. Detrás de los bloques se esconden cinco galerías circulares bajas y estrechas.

La parte superior del eje es literalmente un agujero de un diámetro de casi seis metros o 18 pies,  rodeado por un muro de piedra en forma de una herradura. La entrada se enfrenta al noreste y al igual que la herradura de Stonehenge de piedras azules, hace referencia a la posición más alta de la luz, el solsticio de verano del Sol, una referencia esotérica de la sabiduría antigua y, por casualidad, el día de la fiesta de San Juan Bautista, a quien los Templarios dedicaron una cantidad desproporcionada de iglesias en Portugal y en otros lugares.

Pero, con mucho, la mayor evidencia que apunta a los templarios de haber seguido las prácticas místicas y los ritos de iniciación de los misterios, aparece en la ciudad de Tomar. Y la forma en que se heredan esta propiedad es nada menos que extraordinaria.

Una vez Afonso Henriques aseguró el Estado-Nación portuguesa con la asistencia del Temple, se concedió lo que equivalía a un tercio de su territorio a la hermandad, que a su vez hizo un buen uso de ella mediante la creación de un reino dentro del reino. Su centro era Tamarah (como entonces se deletreaba), es junto con Sarah, el nombre secreto de la hija de Jesús y María Magdalena. El nombre significa ‘palmera’, por lo que igualmente representa el símbolo del dios egipcio Osiris resucitado.

Antes de que se dedicaran a la reconstrucción de la ciudad, los templarios emprendieron un interés patológico por erigir una iglesia en ruinas, Santa Maria do Olival, que más tarde se convirtió en la madre de todas las iglesias templarias. De hecho, todos los veintidós Maestres Templarios de Portugal, serían enterrado en este edificio impresionante. Claramente Tomar era un punto focal del imperio Templario en Portugal y sirvió para algo no revelado, en un plan más amplio, pues fue desde aquí que su imperio marítimo creció incluso, después de su supuesta destrucció en el siglo 14; en Portugal los templarios simplemente cambiaron de nombre y continuaron como de costumbre. Pasaron de ser, los Pobres Caballeros de Cristo, a ser los Caballeros de Cristo.

Desde la cripta de la iglesia unas ramas de túneles van en dos direcciones, una hacia la plaza principal de Tomar y su iglesia inusual dedicada a Juan el Bautista donde el paso está marcado por un misterioso relieve de piedra piramidal de un perro (en representación de Sirius, la estrella asociada con el conocimiento antiguo) y un león (en representación de Régulus, la estrella más brillante en Leo, conocido como el Royal Star y la puerta de acceso a los registros de todo el conocimiento universal). A partir de ahí el túnel se desvía hacia arriba a lo que convirtió este edificio el más famoso de los Templarios, llamado la rotonda.

 

Quien tenga a Régulus en su escudo, o lo lleve como emblema o marca, es un Maestre y es elegible como Gran Maestre, si ya no es…

 

LA CHAROLA

                      Al igual que la abadía de Notre Dame du Mont Sion en Jerusalén, la rotonda se encuentra en un lugar destacado en una colina de piedra caliza que domina la ciudad. Alrededor de la periferia del edificio enigmático con símbolos relativos a las prácticas esotéricas, junto con el emblema de la misteriosa Orden de Sión, la cruz se levantó. La rotonda se describe como una iglesia pero nunca se hizo un altar. O para el caso de una puerta, la entrada en el edificio original era a través de un túnel bajo el suelo. Existe en los archivos de la ciudad  una cuenta del trabajo de restauración llevado a cabo en la década de 1940 que describen como el exterior de la Rotonda había sido revestido con hormigón armado donde se escondió o destruyó la entrada a una cripta.

Contrariamente con la creencia popular, los templarios no eran enemigos de la Fe musulmana, si pelearon por la reconquista de tierras de señores feudales árabes, mas no estaban en la lucha por imponerle el cristianismo al musulman, sino todo lo contrario, absorbieron todo el conocimiento que pudieron de su cultura creencias y Fe. Hay miles de ejemplos, pero aquí en Tomar, hay uno muy claro y profundo. Una cuenta de un albañil a finales del siglo 19 que había realizado trabajos de restauración en la Rotonda, registro en su diario luego de su trabajo de restauración, la desfiguración de la vía árabe, un  hermoso y fascinante camino que los antiguos monjes templarios, usan en sus ceremonias y conducia directamente al sótano de la iglesia del Temple [la Rotonda] ” .

 

 

Incluso en aquellos días los hermanos que viven en el convento, comparten la historias con los albañiles de cómo el Maestro Gualdin Paes o Pais, trajo de Tierra Santa los planes del Santo Sepulcro que iban a ser utilizados para la construcción de la Rotonda. Maestro Gualdin o Gualdino,  también ordenó un camino que conduce a ella y debia ser construido en el estilo árabe, y ambos se utilizaron no sólo para ceremonias religiosas secretas, sino también para la investidura de nuevos caballeros. Los monjes también hablaron de los Maestros Templarios y como estos regresaron con muchos pergaminos. Los mantuvieron de forma segura en una habitación excavada en la roca, que los templarios llamaron la “puerta al inframundo”. Este umbral se basaba en muy antigua mampostería sobre cuyos montantes, los templarios tallaron dragones, y en el dintel apoyado, una especie de serpiente alada.

Mi Visita a Portugal.

Ciudad de Tomar, castillo Templario y tumba del Gran Maestre Waldin Pais.

Ver video al final de este artículo

 

Durante los recientes intentos de embellecer el perímetro del castillo de Tomar y su Rotonda, un área fue despejada alrededor de la puerta original. Debajo de ella hay una puerta de entrada a una cueva. La piedra dintel está todavía en su lugar, y de hecho una especie de serpiente alada está tallado sobre ella, flanqueado por las cabezas de dos dragones; un dibujo realizado en 1918 muestra los grabados todavía en su totalidad, acompañado de una descripción de qué partes de la vía árabe por debajo de la Rotonda.

Los Caballeros Templarios en Portugal puede muy bien haber seguido la práctica de iniciación de “resucitar a los muertos ‘. Durante el interrogatorio por la Inquisición, un caballero templario crípticamente declaró: “Existe en la Orden una ley tan extraordinaria en la que se debe mantener un secreto, que cualquier caballero preferiría que le cortaron la cabeza en lugar de revelarlo.” Esta declaración ha causado una oleada de especulaciones sobre lo secretos de los templarios y de lo que sabian del origen del hombre. ¿Estaban simplemente siguiendo una doctrina secreta redescubierta de la iniciación o había algo más?

Una ruta bien estudiada gira en torno a la protección de una línea de sangre santa, defendido muy convincente por los autores de Holy Blood Santo Grial.

Los templarios, a todos los efectos, eran una extensión de la orden cisterciense y su abad Bernard de Clairvaux, y varios de sus caballeros principales eran mojes de esta orden. Un buen número también fueron altos miembros de la Orden de Sión o PS. Uno de los objetivos declarados de la Orden de Sión era el restablecimiento de un linaje santo sobre el trono de Jerusalén. La Orden de Sión, logra el primer objetivo con Godofredo de Bouillon en el trono de Jerusalén después de la conquista de la ciudad.

Tal linaje santo se consideró un gran tesoro, y dada la breve duración de los reyes de Jerusalén en esta época, es posible que la Orden de Sión planeaba elegir otro reino merovingio, esta vez en el territorio relativamente seguro de Portugal – alguien que pudiera ser preparado y protegido por los Templarios y sus sucesores. Quizás, un documento  que celebrada algo muy inusual, en los archivos cistercienses, describe los ritos de sucesión de Maestros Templarios en Portugal, en la que la jura de bandera por cada nuevo Maestro declara inequívocamente un voto “para proteger el linaje de David.”  Dicha jura, se realizo y realiza, simplemente por que hay una línea de sangre de proteger.

Pero el otro aspecto del gran secreto templario y el por qué de la creación de Portugal, reside, sin dudas en su asociación con el Grial o Graal.

Aunque se percibe como muchas cosas, en última instancia, el Graal describe el viaje de un héroe que emprende un peligroso viaje a una tierra y vuelve transfigurados por la experiencia mística y el conocimiento que está expuesto, con lo cual él tiene un despertar espiritual. Así que para cualquiera que entienda los misterios, el Grial no es un objeto, sino la búsqueda de la más alta potencia espiritual dentro de uno mismo. En el clima religioso de la Europa medieval nada podría ser más peligroso. Los templarios invierte la marea de la ignorancia perpetuada por la Iglesia, ofreciendo a cualquiera la oportunidad de experimentar esta resurrección de vida, para lo cual construyeron innumerables cámaras secretas, al igual que sus predecesores desde Egipto a Japón antiguo, y esto es quizás la razón por qué la gente, ricos y telúricos donaron todos sus bienes materiales para ayudar a la orden de tener éxito. No obstante, sin dudas, existió y existe un grial físico… que muy poco valor podría tener, si ademas del conocimientos, custodias los cuerpos mas sagrados de la cristiandad… 

 Hay que subrayar que la resurrección que viven históricamente se ha realizado en las cámaras secretas y antiguos sitios sagrados. La ciencia ahora sabe que este tipo de templos antiguos se encuentran en la intersección de las vías electromagnéticas de la Tierra. Esta energía concentrada es conocida por estimular áreas del cerebro que conducen a estados alterados. Tal tecnología espiritual es un requisito previo para la inducción de la experiencia cercana a la muerte voluntaria que envía al candidato en un “chamánico”, viaje fuera del cuerpo. Fue el ingrediente clave en las ceremonias de la resurrección de vida. Y casi todos los sitios construidos por los Templarios era un sitio sagrado antiguo, normalmente dedicado a Isis o su doble regional.

Como caballero templario, rey Afonso Henriques habría tenido acceso a las enseñanzas espirituales de los templarios y el logro de esta transformación interior, el Graal, y mereció la concesión a la Orden de un tercio de su tierra, para establecer un reino dentro de su propio reino. En la carta del rey se encuentra la inusual cruz pate, símbolo con el anagrama PORTUG-R-AL. En portugués se lee ‘a través de usted, el Graal. Afonso está aludiendo que el Graal se encuentra en este territorio, específicamente la ciudad de Tomar, sobre todo cuando se tiene en cuenta que el nombre es también una metáfora. En portugués significa “para beber, para empaparse ‘, y en los círculos esotéricos, un iniciado de los Misterios debe “bebe” el conocimiento si ha de ser interiorizado.

El candidato completaría la iniciación final mediante la realización de una experiencia cercana a la muerte voluntaria, resucitado por un hermano templario en la mañana, luego de morir la noche anterior en la ceremonia.  En este momento son declarados ‘resucitados’. Esta iniciación se sigue realizando hoy por los templarios bajo el rito de San Juan, y aunque copiado de “mala calidad”, hay masones del Rito Escocés, que realizan algo similar.

Los templarios dejaron pistas en la cripta bajo la rotonda enigmática de Tomar que fue utilizada para tal fin. Si se traza una línea a través de la Rotonda a la iglesia templaria de San Juan Bautista, la línea pasa a través de dos pilares con los símbolos paganos del dragón y el hombre verde, símbolo de rejuvenecimiento, y termina 2000 millas de distancia, en la iglesia de Notre Dame du Mont Sion en Jerusalén. Si después de tomar esa iglesia, más los otros dos sitios templarios prime – Santo Sepulcro y los establos de Salomón (donde residían) – este triángulo perfecto es atravesado por la línea imaginaria que termina en Egipto, concretamente en la cámara subterránea llamada Osirion, donde el ritual de resurrección más antigua de Osiris se celebro una vez.

Casualidad? IMPOSIBLE

Una vez mas, les traemos las pruebas de que los Templarios estaban muy lejos del Catolicismo, del Papa, del Vaticano, de la persecución religiosa y de la guerra por el poder, como los seres humanos lo entienden.

Ser Templario era y es sinonimo de conocimiento ancestral, de conocer los secretos de la religión de Egipto, de Régulus y Sirius, del reino de Dios, de saber desde donde el hombre esperaba el regreso de su creador… de Orion y Regulus, hacia donde mira la Esfingue de Giza, en Egipto. Si no conoces estos secretos, si no tienen la marca, si Regulus no esta en tu casa… jamas podrás PROBAR que eres un verdadero templario. 

OSIRION 

                       Tres edificios principales de los templarios en Jerusalén forman una trinidad perfecta. La línea que lleva a el  Osirion en Egipto, el sitio de los rituales de resurrección de vida.

Se nos presenta aquí con la intrigante posibilidad de que los templarios esconden el Graal en Tomar. Todos estos siglos, mientras nos hemos centrado en sus hazañas en Jerusalén y Francia (y en cierta medida en el Reino Unido), como cortina de humo, nueve (u once), caballeros protegen un rastro peregrino, y las historias han distraído nuestra mirada de los principales logros que tienen lugar en este remoto país donde ya existían como tales,  incluso antes de que la Orden en sí se fuera reconocida oficialmente.

Y por ultimo una “coincidencia” increíble mas, mientras los templarios están erigiendo su misteriosa Rotonda en Tomar, el escritor Graal de Chrétien de Troyes comienza a escribir su famosa obra. En la historia, el Graal descansa sobre una bandeja, una bandeja de plata ceremonial. Uno tiene que preguntarse, entonces, ¿por qué los templarios llama esta ronda la construcción de una Charola. Debido a que se traduce literalmente como “una bandeja” – Un nombre más que raro para un edificio religioso que se encuentra en el cruce de dos líneas electromagnéticas, y nunca tuvo un altar o una puerta de entrada.

El Maestre Nath decía en su paso por Tomar; “Los templarios, mis hermanos de ayer, nos dejaron las respuestas en una “bandeja de plata o rotonda” y no en una copa de madera… 

Maestre Nathanael – Secretum Templi

 

a40849_21be6236558f4706a554ec7c80833ff5

EL MISTERIO DE TOMAR y EL RIO LOBO

VIDEO: https://vimeo.com/190170099 

3 comentarios en “EL MISTERIO DEL REINO TEMPLARIO COMO ESTADO SOBERANO

  1. Rodolfo Edgardo Franco Audi

    ¡¡¡¡ Un excelente artículo que dice mucho más de lo que se lee y encierra en su estructura literaria muchísimo más de lo que se ve y propone en sus cambios de ubicación mentales, físicos y espirituales unos grandes lineamientos estratégicos que le hablan a ciertos lectores respondiendo a su profundos pensamientos con un SI certero, silencioso y tan abarcador que llega como un influjo a todos aquellos que se templan a si mismo en la fragua de sus propias vidas llevando en el pensamiento y en la acción, personal y secreta, el profundo sentido de pertenencia a un reino que no es humano sino sobrenatural pero cuyo poder nos necesita para hacerlo realidad en nuestra propia Tierra. Mis felicitaciones Cesar por tanta capacidad humana y literaria para enseñar y propagar, para quienes lo entiendan, la Sabiduría que ésta mucho más allá, en las estrellas, de toda organización y credos humanos. !!!!

    Me gusta

  2. Rafael Bou

    Buen artículo.
    Desde luego Francia y España como tal no existían. Sin embargo si había otros reinos. Hay que recordar que el Languedoc y otros condados de lo que hoy es Francia estaban bajo el protectorado se la corona de Aragón y mucho antes eran posesiones visigodas.
    La latinizacion de los nombres suele provocar confusiones sobre el origen de algunos personajes como por ejemplo Hug de Bagà podría llegar a ser al latinizarlo Hug de Payn.
    Braga, Bagà muy parecidos los nombres, no?
    El exagerado deseo de protagonismo mostrado por los francos a lo largo de la historia quizás nos este ocultando la verdad.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s